top of page
  • gilberto5800

Trabas medioambientales en la construcción del Data Center de Google en Chile

En un reciente fallo del Segundo Tribunal Ambiental, se ha decidido detener de manera temporal el ambicioso proyecto de instalación del Data Center de Google Chile, que tendría lugar entre las localidades de Cerrillos y San Bernardo. Esta decisión ha generado un debate entre expertos en temas medioambientales sobre el alcance y la influencia que poseen los tribunales especializados en medio ambiente al momento de detener una obra que ya se encuentra en ejecución y que había sido anunciada en el año 2020.

 

Este proyecto, que involucra una inversión de 200 millones de dólares, tiene como objetivo principal la construcción de un centro de almacenamiento de datos tecnológicos, así como la creación de una infraestructura de conexión eléctrica que enlace las subestaciones Pucará de Chena con la Subestación Chena.

 

En relación con el poder y la facultad del tribunal ambiental para detener proyectos, la abogada Jeannete Bruna, experta en derecho urbanístico y ambiental, explicó que la ley otorga a dichos tribunales la potestad para anular total o parcialmente resoluciones de calificación ambiental cuando se detecta alguna ilegalidad. En este caso específico, se anuló parcialmente la resolución de calificación ambiental, lo que implica la suspensión total de los efectos de dicha resolución y la paralización del proyecto.

 


Trabas medioambientales en la construcción del Data Center de Google en Chile

Por su parte, Jadille Mussa, académica de la Escuela de Arquitectura y Paisaje de la Universidad Central, destacó que la ley ambiental no tiene efecto retroactivo, lo que significa que una vez aprobado un proyecto, no se pueden aplicar medidas retroactivas a menos que se haya incurrido en incumplimientos previos. Mussa señaló que el proyecto en cuestión fue aprobado en 2020 bajo la legislación pertinente, pero se han planteado observaciones relacionadas con el uso del agua para enfriamiento de computadoras, tema sobre el cual la Municipalidad de Cerrillos y otros vecinos expresaron preocupación.

 

Mussa enfatizó la importancia de que todos los proyectos pasen por un exhaustivo estudio de impacto ambiental, incluyendo consideraciones complementarias como el uso sostenible del agua. A su juicio, el Tribunal Ambiental pudo haber excedido sus atribuciones al incorporar aspectos adicionales una vez aprobado el proyecto.

 

En cuanto a las posibles acciones legales que podría emprender Google Chile, Mussa mencionó que la empresa tiene la opción de recurrir a la Corte Suprema para impugnar la decisión del tribunal ambiental, siendo esta instancia la que finalmente determinará si el proyecto continúa o no su construcción.

 

El fallo del Segundo Tribunal Ambiental respecto al proyecto del Data Center de Google Chile ha suscitado un debate entre expertos en derecho ambiental, destacando la importancia de un riguroso análisis de impacto ambiental y el papel de los tribunales especializados en la protección del medio ambiente en proyectos de gran envergadura como este. La decisión final sobre el futuro del proyecto recae ahora en la Corte Suprema, la cual deberá evaluar los argumentos presentados por ambas partes.

 

Es fundamental considerar que este tipo de decisiones no solo afectan el desarrollo de proyectos de inversión, sino que también tienen un impacto significativo en el medio ambiente y en la comunidad local. Por lo tanto, es crucial encontrar un equilibrio entre el desarrollo económico y la protección ambiental, garantizando que se cumplan con todas las regulaciones y requisitos legales pertinentes.

 

Por otro lado, es importante destacar que la paralización de un proyecto como este también puede tener consecuencias económicas y laborales, tanto para la empresa responsable como para los trabajadores y proveedores involucrados en la construcción y operación del Data Center.

 

En este contexto, es necesario promover un diálogo abierto y constructivo entre todas las partes interesadas, incluyendo autoridades, empresas, organizaciones ambientales y la comunidad local, con el fin de encontrar soluciones que permitan conciliar los intereses económicos con la protección del medio ambiente y el bienestar de la sociedad en su conjunto.

 

En última instancia, la decisión final sobre el futuro del proyecto del Data Center de Google Chile tendrá repercusiones más allá de los límites geográficos y temporales del mismo, ya que sentará un precedente importante en cuanto a la forma en que se abordan y resuelven conflictos entre el desarrollo económico y la protección ambiental en el contexto de la legislación vigente.

Noticias Destacadas
Categorías

Lo último en noticias inmobiliarias

Suscríbete
bottom of page