• El Mercurio

Grupo Urenda ve planes por US$ 900 mills.: mira negocio de "última milla" e inmobiliario

Empresario José Manuel Urenda reveló la intención de llegar hasta el cliente final con despachos de productos y de crear una filial de inversiones en bienes raíces. Concesiones de aeropuertos en Chile y la compra (55%) de una firma de remolcadores en la nación trasandina son algunos de sus últimos pasos.

GEN


El Grupo Empresas Navieras (GEN), presidido por José Manuel Urenda -miembro de la familia controladora de esa compañía-, se mueve hoy con mayor agilidad en el mundo de los negocios, luego de haber vendido en 2015 su actividad de transporte de contenedores en Compañía Chilena de Navegación Interoceánica (CCNI) a Hamburg Süd, la que luego fue comprada por la gigante Maersk. Esa operación les dejó en caja US$ 168 millones.


Si bien José Manuel Urenda afirma que extraña por razones sentimentales ese rubro, admite que no están arrepentidos de haberse salido de él, especialmente cuando recuerdan las pérdidas que les generaba. "Cuando teníamos transporte de contenedores registrábamos una cifra de negocios más alta, vendíamos US$ 1.000 millones al año, pero eran con pérdidas. Lo más acertado que hemos hecho en los últimos años fue habernos desprendido de eso. Era un negocio con altibajos. Hubo un año en que perdimos más de US$ 100 millones solo en esa área", recuerda.


Urenda -quien durante 2018 no tuvo mayor contacto con los medios- cuenta los múltiples planes que tiene GEN en Chile y el exterior. La firma, que a septiembre de 2018 registraba ventas por US$ 473 millones y que tiene un valor bursátil de US$ 225 millones, participa en el negocio del transporte marítimo, puertos, aeropuertos, servicios de agenciamiento y logística (Agunsa).


Urenda también revela proyectos nuevos como son incursionar en el negocio de "última milla" y el inmobiliario. A la vez que realiza un crítico análisis del sector portuario en Valparaíso y por primera vez aborda en público la situación de su hermano Gabriel Urenda.


"Estamos viendo inversiones del orden de los US$ 900 millones, de las cuales US$ 200 millones debieran ser concretados en el corto plazo. Los países donde llevaremos a cabo nuestro plan son Argentina, Ecuador, Chile, Panamá, entre otros", comenta Urenda. En esta entrevista estuvo acompañado de su hijo, Maximiliano (26 años), quien trabaja en el área de Control de Gestión del grupo, y por el gerente general de GEN, Felipe Irarrázaval.


Apuesta por aeropuertos


GEN partió 2019 con noticias financieras favorables, ya que en enero Fitch Ratings destacó el menor endeudamiento del conglomerado y su estabilidad de flujos, subiendo sus clasificaciones en escala nacional de solvencia y de la línea de bonos a 'A-(cl)' desde 'BBB+(cl)'. A la vez, ratificó la clasificación de títulos accionarios en 'Primera Clase Nivel 4(cl)', mientras que señaló que la perspectiva es "Estable".


Urenda comenta que lo anterior tiene sustento en los cambios que han hecho en los últimos años y los focos en negocios más rentables. Indica que siguen vinculados al sector marítimo como armadores. Hoy la firma tiene 11 naves arrendadas, cuatro de ellas en contratos ligados a la venta de CCNI, a la vez que mantienen un acuerdo con Enap.


Pero una de las actividades más destacadas de GEN son las concesiones a través de sus diversas firmas. Urenda recuerda que en consorcio con la española Sacyr se adjudicaron el año pasado la concesión del aeropuerto El Tepual, de Puerto Montt, que demandará una inversión cercana a US$ 34 millones. Junto a la hispana también presentaron la mejor oferta para quedarse con la concesión del terminal aéreo Chacalluta de Arica, que considera un contrato de unos US$ 85 millones.


A fines de 2016 e inicios de 2017, la sociedad Agunsa-Sacyr se perfilaba como ganadora de la licitación del aeropuerto de Asunción, Paraguay. Urenda comenta que "nos informaron que lo ganamos, pero no lo adjudicaron, lo declararon desierto. Así que estamos haciendo los estudios legales para demandar al gobierno paraguayo". Añade que era un proyecto de US$ 200 millones.


El empresario señala que junto a Sacyr están evaluando participar en Chile en otras licitaciones "más allá de aeropuertos".


Ventas en Chile y compra en Argentina


En 2017, GEN vendió a Saam -ligada al grupo Luksic- el 15% que mantenía en la concesión portuaria Iquique Terminal Internacional (ITI), quedándose el comprador con el 100%. Este año, los Urenda tienen la vía despejada para enajenar el 25% que poseen en Terminal Puerto de Arica (TPA), luego que la Fiscalía Nacional Económica aprobara esta semana esa operación -también vende Saam y el grupo Romero-, que permitiría a la familia Von Appen y a la constructora Belfi elevar su participación en dicha firma portuaria.


GEN también participa en Antofagasta Terminal Internacional (35%) y en Talcahuano Terminal Portuario (99%).


En Argentina, en tanto, el año pasado se expandió a través de la firma CPT -relacionada de Agunsa- y compró el 55% del negocio de remolcadores a la naviera transandina Maruba, una de las más relevantes de ese país.


CPT es la empresa que sufrió en 2017 el hundimiento de la nave Seikongen en Chiloé, cuando transportaba 200 toneladas de salmones en su interior. Ese episodio lo recuerda Urenda, tanto por las pérdidas que sufrió el grupo y los arriendos de naves a altos precios que tuvieron que contratar de urgencia para seguir cumpliendo sus compromisos con salmoneras.


Logística y bienes raíces


Urenda reconoce que están interesados en ingresar al negocio de la "última milla", para lo cual podrían asociarse con un operador especializado. Incluso, GEN estudió la adquisición de una compañía del rubro.


El grupo hoy atiende con sus bodegas a grandes empresas tecnológicas, recibiendo su carga de importación y luego despachándola a puntos de venta. "Pero mediante algunos acuerdos con grandes tiendas o importadores está la posibilidad de que lleguemos al consumidor final, que es lo que se llama última milla", comenta el empresario.


La intención del conglomerado es materializar esta idea durante este año.


También en el área logística, Agunsa, en alianza con la japonesa Kawasaki Kisen Kaisha tienen desde hace dos años una empresa que se llama KAR Logistics, que opera en Noviciado (Pudahuel) y San Antonio. En esas ubicaciones atienden los embarques de autos de General Motors y otras marcas, donde hacen la preparación previa de los vehículos antes de que se comercialicen.


Otros de los nuevos negocios que está evaluando GEN es ingresar como inversionista al rubro inmobiliario. José Manuel Urenda tiene una participación accionarial a nivel particular en el mall Casa Costanera de Vitacura, pero admite que le "encantaría" crecer en el sector de las propiedades.


El empresario recuerda que hace varios años, él creó una sociedad que se llamó Aginsa (Agencias Inmobiliarias S.A.), cuyo nombre era en honor a Agunsa (Agencias Universales). A través de esa firma compraron algunos terrenos en Santiago, pero no continuó porque predominó el negocio naviero y portuario.


"Me encantaría hacerlo, en el sentido de formar una filial de inversiones, entre financiera e inmobiliaria", afirma. Bajo esa fórmula se asociaría en proyectos con desarrolladores.


GEN tiene posiciones inmobiliarias en Chile, Perú, Ecuador y Colombia.


En cuanto a novedades en la administración, Urenda destaca el retorno al grupo de Fernando Rodríguez, quien desde enero reemplazó en la gerencia general de Agunsa a Luis Mancilla

"El pensamiento nuestro, como grupo GEN, es que el Gobierno debe relicitar el Terminal 2 de Valparaíso, pero como un recinto multipropósito para todo tipo de cargas, no solo contenedores. Así se evita una serie de problemas con la comunidad y habría otros tipos de cargas que se pueden atender sin grandes trastornos para la ciudad". JOSÉ MANUEL URENDA PRESIDENTE DE GRUPO EMPRESAS NAVIERAS.


Fuente: El Mercurio - Marco Gutiérrez V.

Noticias Destacadas