• BReal

¿Qué se compran Amazon, Google y Facebook con el dinero que les 'sobra'?

Se compran propiedades. Estos tres gigantes de la tecnología digital y el internet han acumulado tanto dinero en efectivo, y cada día siguen tendiendo más, que para gastarlo decidieron hacerse de bienes inmuebles. Google, Amazon y Facebook están entre las compañías que han elevado grandemente sus ganancias durante la pandemia de Covid-19, gracias a la nueva modalidad de trabajo remoto, el uso de redes sociales y las compras por internet de millones de personas en todo el mundo.



Las tres compañías están comprando oficinas y una gran cantidad de bienes raíces comerciales. Hoy ya están compitiendo con empresas como Walmart y McDonald's que, durante años, han sido propietarias de sus propios establecimientos, liberándose, así, de arrendamientos costosos, además, suelen comprar sin contratar hipotecas, según un artículo de The Wall Street Journal.


Hablemos de sus adquisiciones: la tercera semana de septiembre de este 2021, Google anunció la compra de un edificio de oficinas en Manhattan por 2.100 millones de dólares; Amazon pagó el año pasado 978 millones por la antigua tienda departamental Lord & Taylor en Manhattan y Facebook compró un campus de oficinas en Bellevue, Washington, por 368 millones de dólares. Estas son las últimas de una serie de adquisiciones inmobiliarias durante la pandemia.


Más sobre sus carteras de bienes raíces gigantescas: Alphabet, empresa matriz de Google, tenía 135.900 millones de dólares en efectivo en el segundo trimestre de 2021, más que cualquier otra empresa que cotiza en bolsa, sin contar las firmas financieras e inmobiliarias, según S&P Global. Ahora es uno de los mayores propietarios de bienes raíces no solo en Nueva York sino en Estados Unidos.


Amazon posee una gran cantidad de almacenes, terrenos y edificios por valor de 57.300 millones de dólares, más que cualquier otra empresa pública estadounidense, excepto Walmart.


Esta ola de compras de propiedades que se ha desatado está ayudando a revivir los mercados inmobiliarios en medio de las crecientes tasas de desocupación. Aunque ser propietario de bienes raíces también pone a las empresas en riesgo de sufrir pérdidas si los valores de las propiedades urbanas caen, esto sería una desventaja.


La profesora de finanzas en la Universidad de Kentucky, Kristine Hankins, asegura que la acumulación de efectivo que han tenido muchas empresas durante la pandemia se debe a la incertidumbre sobre cuánto dañará el Covid-19 a la economía. Todo esto conduce a mínimos históricos en tasas de interés y los precios de oficinas en las grandes ciudades a quedar por los suelos.

Noticias Destacadas