• jpproal

España y las nuevas viviendas para la tercera edad

Muchas personas no pueden lidiar con la idea de pasar los últimos años de sus vidas en residencias o asilos; siendo éstos la última opción para muchos. Otros tienen la idea de vivir en casa propia hasta que se pueda para después migrar a la casa de alguno de los hijos.


El Instituto de Mayores y Servicios Sociales expone que en el país ibérico hay alrededor de 400 mil plazas en residencias de mayores en 5600 centros o residencias. Estas cifras dan como resultado un déficit de 80,000 plazas, ya que lo ideal es que se dispongan de 5 plazas por cada 100 mayores de 65 años.


Por la curva de edad de la población española se calcula que para 2030 se necesitarán crear por lo menos 150,000 adicionales. Ante estas cifras, la primera opción es la adaptación o remodelación de las viviendas para responder a las necesidades van requiriendo las personas en edades mayores.


En un informe de tendencias de “Los senior en España”, 46% de los encuestados arriba de los 55 años de edad expresó que su ideal principal es realizar cambios a su vivienda de acuerdo con sus necesidades básicas. A esto se suman las ideas del uso de domótica, la teleasistencia y los servicios de cuidado a domicilio para que, justamente, la gente permanezca en casa durante la senectud.


Hacia el año 2000, en la ciudad de Málaga se creó la primera cooperativa de viviendas para personas de la tercera edad, el Residencial Santa Clara, un proyecto surgido de un grupo de vecinos y amigos. Esta primera cooperativa fue la base para que en la actualidad el gobierno español haya aprobado ayudas para quienes ven esta modalidad de vivienda como una opción real.


Incluso, comunidades autónomas como la de Madrid han comenzado a trabajar en la regulación para fomentar el uso de estas viviendas. Al hablar de estos proyectos para adultos mayores nos referimos a tres tipos:


  • Cohousing. Los individuos invierten y participan en la elaboración del proyecto y la gestión que se hará de éste. Cada uno dispone de espacio privado, zonas comunes y tienen acceso a los servicios de salud, limpieza y recreación.

  • Coliving. Viviendas con servicios y zonas comunes; cada una de alrededor de 50m2 y es creada por un promotor. Pueden tener régimen de alquiler o de propiedad y cuentan con normas internas, como la edad mínima para acceder al sitio.

  • Sénior Living Resort. Este modelo se centra más en las zonas turísticas y son alojamientos con todo incluido, pero diseñados exclusivamente para personas de la tercera edad.

Noticias Destacadas
Categorías

Lo último en noticias inmobiliarias