• BReal

En construcción el primer edificio de concreto al carbono en el mundo

A este revolucionario edificio se le denomina The Cube y se caracteriza porque su construcción reduce hasta en 50% las emisiones de gas carbono o CO2 mediante la utilización de un hormigón ligero armado a partir de fibras de carbono.



Un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Dresden en conjunto con el estudio de arquitectura alemán Henn están desarrollando el primer edificio de hormigón al carbono del mundo. Esto como parte de un proyecto de investigación financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania destinado a desarrollar innovaciones en la construcción llamado "C³ - Carbon Concrete Composite ".

El equipo a cargo del proyecto está utilizando un método novedoso para reforzar el hormigón del edificio. Ellos hacen un enrejado a base de fibras de carbono en lugar de varillas de acero, lo que permite mayor ligereza y durabilidad que las de los edificios hechos con concreto tradicional, cuya vida es de, aproximadamente, 80 años.

Su valor está en la reducción de hasta 50% en las emisiones de CO2 de la construcción

The Cube actualmente se encuentra en construcción en el campus de la Universidad TU Dresden. Henn dice que su material de hormigón al carbono es cuatro veces más resistente que el hormigón tradicional al mismo tiempo que es cuatro veces más ligero, debido a la reducción de secciones estructurales adicionales.

Este concreto u hormigón de carbono da la misma resistencia estructural mientras utiliza mucho menos cantidad del mismo. " Con este nuevo material de construcción, las fibras de carbono ligeras pero resistentes permiten una construcción flexible y que ahorra recursos. La conversión a este material innovador puede reducir las emisiones de CO2 de la construcción hasta en un 50%", explica Henn en su sitio web.

Repensando la arquitectura de forma radical

El hormigón utilizado para The Cube se reforzará con hilo de fibra de carbono, que se fabrica extrayendo cristales de carbono casi puros mediante un proceso de descomposición térmica conocido como pirólisis. Luego, el hilo se teje en una malla sobre la que se vierte el hormigón antes de fraguar. Como la fibra de carbono no se oxida, el hormigón al carbono también es más duradero que el hormigón reforzado con varillas de acero. Henn dice que ya que las estructuras, que a menudo son gruesas para evitar la penetración del agua, ahora pueden ser mucho más delgadas por la falta de varillas de acero, se tendrá "una arquitectura futura en la que el diseño sea consciente del medio ambiente, se combine con la libertad y se replantee radicalmente los más básicos elementos arquitectónicos ".

The Cube contará con un techo que se pliega para convertirse también en una pared, lo que permite que la pared y el techo "sean funcionales entre sí como un continuo orgánico", dice Henn. Estos proyectos están generando no solo una nueva forma de diseño arquitectónico, sino, también, métodos de construcción que causan mucho menos daño al medio ambiente.

Noticias Destacadas