• BReal

El software CRM está salvando el mercado inmobiliario


La tecnología está ganando cada vez más terreno en el ecosistema de la vivienda, impulsando la eficiencia y desempeño del mercado inmobiliario, y resolviendo de forma rápida problemáticas que hacen más fácil la vida de todos los agentes que conforman el negocio, desde los grupos inversores hasta el usuario final.



Entre las tecnologías que han revolucionado la forma de operar de las inmobiliarias destacan los CRM, softwares especializados que permiten la gestión de viviendas clientes y leads que buscan rentar o comprar una propiedad. Los CRM inmobiliarios almacenan y gestionan grandes cantidades de información que se puede utilizar para un sinfín de objetivos, desde estudios de mercado mucho más precisos de los que se hacían antes, hasta tener a disposición los perfiles de los posibles compradores de un edificio.


Pero, además, este tipo de plataformas pueden ajustar el precio de venta o renta de una propiedad de forma automática, llevan a cabo la publicación automática de anuncios en portales, gestionan el sitio web e integran herramientas estratégicas para el marketing de la empresa, como el mailing o la gestión de las redes sociales.


Los CRM se han vuelto indispensables para la supervivencia actual de la venta y arriendo de viviendas, impactando en eficiencia aspectos fundamentales como la inversión, gestión, comercialización, financiación y el análisis de datos. Los datos en este tipo de software se encuentran centralizados en un lugar seguro, de forma que sean fáciles de encontrar por segmentos y que sea imposible perderlos, dos grandes problemas que suelen enfrentar las inmobiliarias.


Comprar o rentar una nueva vivienda suele ser un proceso complejo y largo, que requiere tiempo, paciencia y mucha agudeza para tomar la mejor decisión, tanto para las agencias como para el cliente final. Los softwares inmobiliarios también simplifican este tipo de tareas, sin importar su precio. Pero, además de las ventajas que presentan estos programas a nivel organización, facilitando el trabajo de los agentes inmobiliarios y haciéndolo más eficiente y productivo, suponen una mejor comunicación dentro del equipo y con el cliente.


Aunque muchos consideran que el boom de las tecnologías impacta de forma negativa en la relación empresa cliente, está sucediendo justo lo contrario: las tecnologías permiten estrechar las relaciones profesionales. Cuando las tareas diarias se automatizan, los profesionales tienen más tiempo para formarse y elevar la calidad de la atención que ofrecen. Por lo tanto, los CRM inmobiliarios impactan de forma directa e indirecta en la productividad de la empresa, mejorando la experiencia del cliente, quien es, al fin y al cabo, uno de los objetivos primordiales de todo negocio.


Un aspecto muy importante que las empresas deben tener en cuenta es que estos softwares para inmobiliarias no son sólo una herramienta para mejorar el funcionamiento de la empresa sino una estrategia de negocio en sí.


Aunque hace muchos años que penetraron el mercado, originándose en Estados Unidos, es ahora cuando empiezan a extenderse a otros países. Los CRM están en la actualidad siendo protagonistas del cambio que está viviendo el sector de la vivienda, uno de los pocos que empieza a mostrar una recuperación económica y que se está reactivando de forma esperanzadora. Lo evidencia el crecimiento exponencial de las Proptech, que están emergiendo en países como México, Colombia y Chile, constituyendo pilares de la reactivación económica.


Apostar por esta tecnología es la gran oportunidad que se despliega ante inversores y empresas emergentes de un mercado que tiene muy claro hacia dónde se dirige: facilitar los procesos a través de la automatización de las tareas, explotar los datos masivos y mejorar la experiencia del cliente.

Noticias Destacadas