• jpproal

El sector inmobiliario global presta atención a tres fenómenos emergentes

La geopolítica, la creciente inflación y el incremento en las tasas de interés son los tres fenómenos que están llamando la atención del sector inmobiliario.


El segmento bienes raíces a nivel global ha comenzado a dar señales de recuperación luego del impacto de la reciente emergencia sanitaria; sin embargo, en el corto plazo hay factores que comienzan a generar incertidumbre en el mercado, siendo estos el entorno geopolítico mundial, la inflación y hasta el aumento en las tasas de interés, de acuerdo con la firma de bienes raíces JLL.

Respecto a esto, muchos inversores se están moviendo con cautela a pesar de que hay cambios hacia un crecimiento positivo en los indicadores a nivel global en el mercado inmobiliario, según se reportó en el primer semestre de 2022.

El análisis explica: "Desde los cambios en la política monetaria hasta los cuellos de botella en el transporte y el comercio y la escasez de mano de obra, así como las presiones de demanda creadas por las empresas que buscan nearshore o reshore, el sector inmobiliario tiene mucho que reflexionar en la actualidad".

Se puede decir, también, que con la disminución de las restricciones sanitarias las inversiones en línea en proceso están levantado el ánimo dentro del sector inmobiliario a nivel global, según Sean Coghlan de JLL. En la primera parte del 2022 hubo una recuperación en sectores que, hasta fin de 2021, estaban afectados por el impacto de la pandemia, entre ellos los de oficinas, hoteles y retail.

“Claramente ahora hay evidencia de un sentimiento mejorado entre los inversionistas hacia esos sectores a medida que disminuyen las incertidumbres operativas”, explica Coghlan en el análisis. Según datos del reporte, en los primeros tres meses del año los bienes raíces comerciales recibieron una inversión de 292,000 millones de dólares, un nivel muy alto respecto al año anterior.

¿Qué está impulsando las inversiones?

Un retorno relativo a la normalidad, luego de los confinamientos vividos a nivel global.

Según los cálculos de JLL, en el segmento de oficinas se registró en el primer trimestre del año un saldo de inversión cercano a los 81,000 millones de dólares, el nivel más alto desde el 2007. Los inversores se centran en identificar oportunidades en sectores y la inversión en oficinas, por ejemplo, se acerca a los niveles normalizados, particularmente en Europa, según detalla Coghlan.

Respecto a los sectores de retail y hotelero, la inversión durante el primer trimestre del año alcanzaron los 38,000 millones de dólares y los 16,000 millones de dólares, respectivamente.

En el mercado de oficinas, JLL indicó que se empieza a notar un aumento en la demanda de estos espacios a nivel global, sobre todo impulsado por el interés de más empresas de tecnología por rentar este tipo de espacios.


“Las empresas de tecnología continúan siendo un importante impulsor de la demanda de espacio de oficina, y la industria tecnológica representa la mayor parte del espacio alquilado en los Estados Unidos desde principios de año", apunta Coghlan.

Esto se combinó con el dinamismo en la inversión en sectores como el de la logística y la vivienda, especialmente en Estados Unidos.

Sin embargo, la liquidez del mercado dependerá de la seguridad que ofrezcan ciertos sectores ante el contexto global; además, las regiones que ofrezcan certeza seguirán siendo puntos de interés para los mercados grandes y maduros que buscan diversificación y calidad, de acuerdo con el análisis presentado.


Noticias Destacadas
Categorías

Lo último en noticias inmobiliarias