• BReal

Arquima revoluciona casas prefabricadas sostenibles en España

El estudio de arquitectura Arquima diseñó una de las viviendas más sostenibles de Europa, un inmueble prefabricado ubicado en España, que sólo tardó dos días en ensamblarse y que hoy es reconocido por ofrecer ventajas destacables como el aislamiento del sonido externo, con un alto ahorro energético y un avanzado sistema de ventilación con recuperación de calor.



La citada casa prefabricada se ubica en Sant Andreu de la Barca, a 25 kilómetros de Barcelona, y cuenta con doble certificación en sostenibilidad y eficiencia energética: certificación Passivhaus Premium (Passivhaus Institut) y 5 hojas VERDE (Green Building Council España). El logro no es menor pues en la actualidad solo existen 19 viviendas en el mundo certificadas Passivhaus Premium y sólo una vivienda prototipo GBCe 5 Hojas VERDE.


La demanda energética de esta vivienda en calefacción y refrigeración es de 10kWh/m2, lo que, a decir de José Antonio González, fundador y CEO de Arquima, se traduce en un ahorro energético de más del 90 por ciento respecto a viviendas construidas según el Código Técnico de Edificación (CTE) de 2006 y entorno al 50 por ciento con la actualización del CTE que ha entrado en vigor este 1 de enero.


La casa en cuestión dispone de 312 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, en las que se tienen cuatro habitaciones y tres baños. La construcción se realizó con módulos prefabricados de madera y con el estándar passivhaus, y es justo ello lo que permite tener un consumo energético casi nulo.


Asimismo cuenta con un sistema de domótica y un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor, típico del estándar passivhaus, lo que permite una temperatura interior constante de entre 22 y 24 grados.


Para la fabricación de la estructura se utilizó abeto de clase resistente C24 con una humedad inferior al 15 por ciento, para las fachadas y exteriores se empleó madera Douglas sin albura, que confiere una durabilidad del todo natural y no necesita ningún tipo de mantenimiento. Además, la fachada se ha tintado en color gris con efecto de madera envejecida, característica que disimula los signos del paso del tiempo.


Todos estos elementos permiten un alto ahorro energético, el mantenimiento de una buena temperatura interior, la ausencia de corrientes de aire y un verdadero aislamiento del ruido exterior.


Cabe agregar que Arquima está construyendo en la actualidad el primer edificio Plurifamiliar pasivo de madera de las Islas Baleares, en Palma de Mallorca. La envolvente de este edificio está en estos momentos en fase de fabricación, y está previsto iniciar el montaje la segunda quincena de noviembre y dejarla totalmente acabada antes de Navidad. En la actualidad, Arquima tiene más de 20 proyectos en cola de fabricación, principalmente en Cataluña y Baleares, y con la reciente creación de Arquima Developments baraja la posibilidad de construir una fábrica en Madrid que se sumaría a la que posee en Sant Andreu de la Barca.



Fuente: El Economista / Idealista News


Noticias Destacadas
Categorías

Lo último en noticias inmobiliarias