Las Claves Inmobiliarias de Latinoamérica

REVISTA INMOBILIARIA

Spotahome: la startup española que revoluciona el sector inmobiliario y ficha directivos de Uber y Amazon para dar el gran salto

14.08.2019

| Fuente:

Cuando metemos en la coctelera al sector inmobiliario y a Internet, seguramente lo primero que nos vengan a la cabeza sean portales de anuncios clasificados como Idealista o Fotocasa; sitios web orientados a mostrar anuncios con la oferta de particulares y de agentes inmobiliarios. Sin embargo, en los últimos años el sector inmobiliario se está modernizando y abrazando mucho más tecnología con la llegada de las startups proptech.

 

 

¿Startups proptech? Aunque pueda sonar casi como un "juego de palabras", el proptech es un vertical que agrupa a startups que están llevando tecnología e innovación al sector del ladrillo. En este sector podemos encontrar empresas que se apoyan en blockchain para hacer contratos inteligentes de alquiler, plataformas de crowdfunding para comprar con otros inversores edificios para rehabilitarlos y alquilarlos, o plataformas para visitar virtualmente pisos en alquiler y alquilarlos sin tener que poner un pie en una inmobiliaria o tener que viajar.

 

El PropTech engloba a las compañías que llevan la digitalización al sector inmobiliario

Precisamente, la startup española Spotahome, que a veces es llamada por la prensa "el Airbnb español", ofrece este servicio de alquiler de vivienda 100% online para que el inquilino no necesite visitar la propiedad antes de alquilar.

 

Desde su nacimiento en 2014, esta startup no ha parado de crecer y a su presencia en 10 ciudades de Europa se le suma la adquisición de la startup Erasmusu y el fichaje de directivos de Amazon o Uber.

 

Para conocer mejor qué hace Spotahome y cómo surfean la ola del proptech desde España y cuál es el futuro de empresa, hemos analizado la trayectoria de Spotahome y también hemos hablado con Bryan McEire, co-fundador de Spotahome y, hasta el mes de febrero, CTO de la compañía.

 

En el Proptech está todo por hacerse, estamos hablando de digitalizar un mercado completo y hay una gran oportunidad. El mercado inmobiliario es muy tradicional con un statu quo muy establecido con una forma muy marcada de hacer las cosas, hay un gran reto en cambiar los hábitos de los clientes, las reglas del mercado y convertirlo en algo cotidiano. El mercado inmobiliario va a cambiar, alguien lo va a hacer y esperamos que sea Spotahome.

 

 

¿En qué consiste Spotahome?

Spotahome es una plataforma online que nos permite alquilar una vivienda para una larga estancia. Dicho de otra forma, si Airbnb tiene como objetivo ofrecernos un alojamiento para nuestras vacaciones, con Spotahome podríamos buscar piso si, por ejemplo, nuestra empresa nos traslada a otra ciudad o país o, incluso, si tenemos que buscarnos piso en el extranjero para cursar una beca Erasmus.

 

Hasta aquí, podría parecernos un portal más de anuncios. Sin embargo, la diferenciación pasa porque podemos hacer un tour virtual por la casagracias a vídeos en primera persona que muestran todos los detalles reales de la propiedad, fotografías 360º en alta calidad, descripciones exhaustivas e información de la zona; es decir, es como visitar la casa pero sin tener que desplazarnos porque todo este trabajo lo realiza el "Home-Checker".

 

¿El "Home-Checker"? Pues sí, este verificador es una persona que trabaja para Spotahome con el objetivo de revisar las viviendas, tomar las fotos, grabar el vídeo e, incluso, hacer recomendaciones sobre el barrio. De esta forma, Spotahome puede verificar in situ las condiciones de la vivienda, hacer el control de calidad de la información y mantener una de las mayores bibliotecas audiovisuales del sector inmobiliario de Europa.

 

Tal y como comentaba Bryan McEire, co-fundador de Spotahome y actual technology advisor, la figura del Home-Checker viene a dotar de confianza a un sector que, precisamente, no era considerado confiable por los usuarios tal y como nos comentaba Bryan McEire:

 

Nuestra disrupción en el sector inmobiliario era poder alquilar sin tener que visitar el inmueble.

 

Eliminamos la visita en persona al contar con los "Home-Checkers" que toman fotos, graban el vídeo de la visita, trazan un plano de la vivienda y con todo esto montamos un anuncio que es muy fiel a la realidad para ser así transparentes y generar confianzas entre las partes.

 

La existencia de los Home-Checkers es, evidentemente, un componente diferencial frente a portales de anuncios o inmobiliarias tradicionales, pero también es una dificultad a la hora de hacer crecer el negocio y tener presencia en múltiples ciudades (obliga a conformar una estructura de personas y también a establecer procedimientos y estándares de calidad, por eso el servicio opera en las principales capitales de Europa, es decir, en Berlín, Madrid, Dublín, Londres, Roma o París).

 

La fotografía es un negocio que se apoya en freelances y nosotros nos apoyamos en esta realidad con la particularidad de formar al fotógrafo para que grabe el vídeo y recopile la información que necesitamos.

 

El Home-Checker, que es una figura que solo tenemos nosotros, es un fotógrafo que entiende si una casa está bien o no y al usuario le aporta mucho valor.

 

Con la figura del Home-Checker mostramos las casas tal y como son, para que nadie altere una fotografía y si hay algo sucio o sin arreglar, se va a mostrar.

 

A esta verificación hay que sumar que toda la transacción se realiza de manera online. Spotahome es un intermediario que ofrece confianza a las dos partes (inquilino y propietario) y se encarga de establecer la relación entre ambos a través de su plataforma.

 

Cuando se hace una reserva de un piso, éste queda bloqueado hasta que el propietario responda a la solicitud de alquiler en un plazo máximo de 24 horas. Si el propietario acepta, se cargará en el medio de pago del inquilino una fianza de reserva y una comisión por parte de Spotahome (el importe de la comisión va en función del coste de la estancia total) y la plataforma pondrá en contacto al propietario y al inquilino para organizar la fecha de entrada, la recogida de llaves y enviar la documentación requerida para firmar el contrato.

 

Spotahome permite alquilar un alojamiento sin tener que visitarlo. La plataforma genera confianza al ser la que hace las fotos y el vídeo-tour por la vivienda

 

Hasta que llega la entrega de llaves, Spotahome ejerce de árbitro entre ambas partes y supervisa la llegada del inquilino. Una vez llega el inquilino a la propiedad (piso o habitación), Spotahome contacta con éste para verificar que todo ha ido bien y, en caso afirmativo, traspasa al propietario la fianza de reserva 48 horas después. Si el propietario realiza una cancelación de última hora, la plataforma se hace responsable de buscar alojamientos alternativos o, incluso, correr con los gastos de un hotel.

 

Spotahome también le ofrece al propietario garantías ante impagos del inquilino o desperfectos en su casa y, por supuesto, también paga una comisión de sus ingresos por los servicios prestados por la plataforma. Entre inquilino y propietario, la comisión (que es el ingreso de Spotahome) ronda el 12% del total de la renta del alquiler reservado.

 

Este volumen de negocio procede de su intermediación en el alquiler para media y larga estancia de viviendas en las principales capitales europeas (Berlín, Madrid, Dublín, Londres, Roma o París).

 

Cobran comisión tanto a inquilino como al propietario de la vivienda, que suman hasta un 12% del total de la renta para el alquiler reservado.

 

Nuestro modelo se basa en el valor del contrato y se cobra una comisión tanto al propietario como al inquilino, de la misma forma que en una inmobiliaria tradicional. Si nuestro alquiler medio son unos 6 meses, nuestra comisión ronda los 200 euros; es decir, es más barato que la comisión de una inmobiliaria tradicional.

 

Con esta fórmula, la plataforma ha alquilado más de 60.000 alojamientos, entre diciembre de 2014 y diciembre de 2018 ha gestionado más de 200 millones de euros en contratos y se han reservado más de 7,5 millones de noches y donde un 70% de sus clientes son "expatriados" y extranjeros que tienen que mudarse temporalmente porque su empresa les manda a trabajar a otra ciudad o bien cambian de residencia para estudiar un MBA o un año de Erasmus. De estos usuarios que se cambian de ciudad, alrededor de un 66% son estudiantes y un 44% son profesionales y, aunque no es habitual mudarse continuamente, Bryan nos comentaba que sí que se observa repetición entre los que se tienen que mover por motivos profesionales (vuelven a recurrir a la plataforma).

 

Esquema de funcionamiento de Spotahome.

¿Y dónde quedan las inmobiliarias tradicionales o los portales de anuncios como Idealista? Según Bryan McEire, para ellos Spotahome no es un competidor, también es un canal de adquisición de clientes; es decir, en Spotahome podemos encontrar anuncios que proceden de inmobiliarias y Spotahome también se apoya en canales de terceros para adquirir clientes.

 

Eso sí, para Bryan McEire hay un matiz diferencial entre los clasificados y Spotahome:

Spotahome es considera una plataforma 100% digital y transaccional. Los portales clasificados no son transaccionales, solamente muestran los inmuebles pero no puedes reservar ni pagar a través de ellos.

 

Los inicios y la trastienda de Spotahome

Según las cuentas de la compañía, Spotahome facturó en el ejercicio 2018 unos 6 millones de euros (ingresos procedentes de las comisiones), 3,6 millones de euros durante 2017 y 1,3 millones en 2016. Pero, para llegar hasta aquí, los fundadores han tenido que andar un largo camino y probar algunas cosas hasta dar con el modelo de negocio que actualmente están explotando.

 

Todo empezó en el año 2014 con 4 fundadores que conformaban el germen de Spotahome: Bryan McEire, Hugo Monteiro, Bruno Bianchi y Alejandro Artacho. Alejandro y Bryan ya habían estado un año trabajando juntos levantando su primer proyecto emprendedor desde las instalaciones de IE Business School pero el proyecto no prosperó y decidieron pasar a una nueva idea.

 

El sector inmobiliario es un sector muy tradicional que mueve mucho dinero y aún está por digitalizarse, por tanto, vimos ahí una oportunidad de ofrecer un buen servicio. Al principio éramos nosotros cuatro, pusimos nuestros ahorros y nos habíamos propuesto lanzar la primera versión web en los primeros dos meses de trabajo, es decir, en abril de 2014. Al final, la lanzamos un mes antes, en marzo, porque vimos una oportunidad en la zona de alrededor de Instituto de Empresa tanto para captar propietarios como para aprovechar la llegada de estudiantes a la Escuela de Negocios y la Universidad.

 

Para poder hacer todo en un mes, tuvimos que reducir las funcionalidades y, por ejemplo, no se podía pagar online. Era un producto mínimo viable muy básico pero nos tenía que servir para validar la idea.

 

Una vez que el usuario selecciona la ciudad en la que busca alojamiento y las fechas, el buscador nos muestra sobre un mapa las viviendas disponibles, su ubicación y su precio.

 

Decía Reid Hoffman, fundador de LinkedIn, que si no te da vergüenza la primera versión de tu producto es que entonces lo lanzaste muy tarde. La primera versión de Spotahome, que aspiraba a ser un agente inmobiliario online, no permitía pagar a través de la web y contaba con un catálogo que no llegaba a 10 propiedades; sin embargo, tal y como contaba Bryan McEire, el concepto se pudo validar muy rápido porque a las 3 horas de lanzar la web se consiguió la primera venta:

 

Nuestro primer cliente fue un japonés que, aún estando ya en España, nos usó para buscar alojamiento para 13 meses.

 

Para poner en marcha Spotahome, los socios fundadores se "rascaron el bolsillo" y tuvieron que hacer algunos sacrificios. En el caso de Bryan, que era aficionado al salto en paracaídas, tuvo que vender su paracaídas para contratar a un apoyo en el área de front-end pero, echando la vista atrás, hoy reconoce que valió la pena.

 

Buscábamos cambiar el sector inmobiliario gracias a una plataforma online y generar confianza entre inquilinos y propietarios. Tras el primer cliente, empezamos a medir y a desarrollar hipótesis para poder iterar sobre el producto; lógicamente, pusimos foco al inicio en Madrid con 6-9 casas y luego fuimos mejorando el producto y abriendo a más ciudades.

 

Iterar y medir son los principios de la metodología Lean Startup de Eric Ries que siguen, prácticamente, todas las startups y, según Bryan, para Spotahome es el "ABC". Sin embargo, Spotahome aunque se apoya en una plataforma online tiene una componente de operaciones offline (ya que tiene que reclutar los Home-Checkers y estos tienen que visitar las viviendas) y esto, a la hora de hacer crecer el negocio, no siempre es sencillo.

 

El buscador de Spotahome guarda muchas similitudes con el de Airbnb. Muestran los alojamientos de forma muy parecida.

 

Salimos de España muy pronto, abrimos en 2015 nuestro primer país que fue Italia y empezamos con Roma. En general, no nos costó mucho trabajo porque España e Italia se parecían mucho y nuestros clientes fueron estudiantes Erasmus a los que, por cierto, nuestro producto les encaja muy bien porque están acostumbrados a comprar online al ser millennials, no quieren que les estafen y quieren que les hagamos de traductor.

 

También funcionamos muy bien con los "nómadas digitales", los que se trasladan por trabajo, los que se van a hacer un post-grado o a cursar un MBA a una escuela de negocio.

 

También hemos tenido usuarios locales desde 2014. No a todos nuestros usuarios les servimos de interfaz frente a barreras de idioma o las gestiones a distancia; simplemente, los hay que nos usan para dedicar su tiempo a cosas mejores y somos para ellos una commodity.

 

"Somos una inmobiliaria digital y aspiramos a transformar por completo el sector"

 

Si observamos la plataforma y tiramos de la hemeroteca, entendemos por qué una buena parte de los alojamientos disponibles en Spotahome son habitaciones en pisos compartidos: alquilar por habitaciones aporta mayor rentabilidad y es un buen formato para estudiantes y profesionales que se mueven de manera temporal y se desplazan solos.

 

Precisamente, con el foco en los estudiantes, llegó en 2017 la colaboración con la plataforma Erasmusu. Esta plataforma española que nació como una red social de estudiantes de Erasmus había empezado a 2014 a ofrecer alojamientos a los estudiantes y disponía de un interesante tráfico orgánico de estudiantes internacionales que se podía convertir en reservas (un millón de usuarios activos al mes). En el verano de 2017, Spotahome ya recibía tráfico referido de Erasmusu y, en 2018, Spotahome decidía comprar la plataforma:

 

Erasmusu fue una oportunidad interesante, eran la red de estudiantes Erasmus más grande del mundo y dado que la mayor parte de nuestros clientes son estudiantes, podían aportarnos mucho. Erasmusu ofrecía alojamiento de la misma forma que la hacíamos nosotros, por tanto, había que acercar las plataformas.