Las Claves Inmobiliarias de Latinoamérica

REVISTA INMOBILIARIA

Contra la voracidad inmobiliaria

09.12.2018

| Fuente:

Combatir las violaciones al uso de suelo, las construcciones ilegales y poner en orden a los desarrolladores requiere de mano firme.

Photo by EJ Yao on Unsplash

 

El inicio de un gobierno no es sencillo. La agenda de problemas a atender suele ser vasta, con pendientes que se heredan y con otros nuevos que se suman, si a ello se le aumenta la complejidad de una metrópoli como lo es la Ciudad de México, la lista se vuelve interminable.

 

Entre todos los problemas, la agenda inmobiliaria ha sido uno de los más grandes retos de quienes han pasado por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Pocos han salido avante y aún menos tienen la capacidad para decir que combatieron la voracidad de los desarrolladores.

 

Es así que, a unos cuantos días de haber tomado la batuta, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, manda una señal de que va por el camino correcto al cancelar, definitivamente, la modernización del Cetram de Chapultepec, que incluía la construcción de una torre de 49 niveles.

 

También, aseguró que serán retiradas otras concesiones de Cetram, donde no se haya avanzado en la modernización.

 

Se trata de una primera prueba para ver de qué están hechas las afirmaciones y promesas de la mandataria.

 

Combatir las violaciones al uso de suelo, las construcciones ilegales y poner en orden a los desarrolladores requiere de mano firme, sin titubeos. Proteger el correcto uso de suelo es una de las demandas más sensibles de los ciudadanos.

 

Y no es para menos, pues, tan sólo en 2017, el Gobierno de la Ciudad de México había identificado, por lo menos, 32 obras en construcción que eran ilegales y que concentraban un total de 66 pisos construidos, los cuales serían demolidos para recuperar el orden y la legalidad.

 

En una ciudad donde hay una alta demanda de vivienda, se vuelve cada vez más común que las inmobiliarias encuentren la manera de torcer la normatividad en materia de desarrollo urbano o de plano la violan para construir enormes inmuebles, que no se pueden explicar de no ser por la falta a la norma.

 

Con este panorama, que la jefa de Gobierno anuncie la cancelación de la torre enfrente de Chapultepec es un paso en la ruta adecuada.

 

Sin embargo, esto es sólo el comienzo, debe poner orden, trabajar con las alcaldías y, finalmente, hacer que la ley se cumpla.

 

Los retos son muchos y diversos, por lo que Sheinbaum tiene frente a sí un sinfín de desafíos a superar.

 

Las decisiones de gobierno acertadas no deberían ser una sorpresa, por el contrario, deberían ser el paso a seguir.

 

En su primera semana de gobierno, la jefa de Gobierno acertó. Ahora veremos si se mantiene o si sólo es el furor del puesto recién estrenado.

 

En la ciudad hay muchos problemas que requieren su inmediata atención, pero, sobre todo, que siga acertando.

 

Fuente Excélsior

 

Compartir
Compartir
Please reload

Destacado