Las Claves Inmobiliarias de Latinoamérica

REVISTA INMOBILIARIA

Engie y Echeverría Izquierdo apuestan por electromovilidad en obras inmobiliarias

26.06.2018

| Fuente:

Para el segundo semestre prevén inaugurar un edificio piloto que contará con dos cargadores para autos eléctricos y que será de uso público.

 

 

La electromovilidad cada día toma más fuerza. Dado esto, la constructora Echeverría Izquierdo y Engie Factory vieron una oportunidad para instalar estaciones de carga eléctrica para autos en desarrollos inmobiliarios.

 

Engie posee una marcada presencia en el mercado de la electromovilidad- donde cuentan con 28 puntos de carga en el país-, y su Head of Green Mobility, Rodrigo Sánchez, comenta que el cambio paradigmático en el modo de recargar los vehículos los motivó a buscar una alianza con inmobiliarias.

 

“En los autos eléctricos el panorama cambia completamente y éste se carga donde permanece estacionado. De hecho, a nivel mundial, más del 80%, incluso un 90% de las cargas se producen en el hogar, en la oficina o en los estacionamientos cercanos”, dice el ejecutivo.

 

Para septiembre de este año tienen agendada la entrada en funcionamiento de un proyecto piloto en Providencia. Este será un edificio que entre sus servicios contará con dos cargadores de autos eléctricos. Negocio que, en primera instancia, será de carácter público.

 

“Lo interesante de esto es que lo diseñamos en una modalidad en que la comunidad, que es dueña de estos estacionamientos, pueda obtener un beneficio de contar con la estructura. Porque una persona que se estaciona ahí para cargar el auto no necesariamente tiene que ser residente del edificio, ya que es un estacionamiento de visita”, señala el gerente general de Echeverría Izquierdo Inmobiliaria e Inversiones, Raimundo Cruzat.

 

Como parte de ese proyecto (que costará US$ 8,5 millones) decidieron incorporar los cargadores, lo que implicó un desembolso extra de $ 10 millones.

 

A la fecha, Cruzat señala que toda la infraestructura eléctrica ya está canalizada, lo que permitirá, una vez que el edificio esté terminado, instalar el soporte físico. “Es bien robusto y está diseñado para estar a la intemperie”, destaca.

 

En cuanto a la tarifa que utilizarán, señalan no tenerlo definido aún –por ejemplo, cobrar por tiempo o kw usados-, ya que la fórmula la decidirán sobre la marcha y en base a la opinión de los residentes.

 

Por el momento, no cuentan con más proyectos de este tipo en cartera, pero sin entrar en detalles, Cruzat dice que están evaluando otro en Macul y hace hincapié en que a futuro la idea es convertir esto en un sello.

 

“Nuestra intención es que esto se transforme en un estándar nuestro, porque queremos que la gran mayoría de los proyectos futuros cuenten con estacionamientos que permitan cargar autos eléctricos”, dice.

 

Obstáculos en el camino

 

Solo en 2017 se comercializaron 1.524 autos eléctricos en Chile.

 

Esto demuestra lo rápido que crece el segmento y Sánchez destaca que “el gran obstáculo hoy día es el desconocimiento”.

 

Los vacíos normativos, como falta de certificación y de regulación de modelos de negocio en torno a esta materia, son ejemplo de ello. Por esto, espera que “en vez de restringir su uso, se promueva y permita rápidamente adoptar la tecnología”.

 

 

Compartir
Compartir
Please reload

Destacado