Las Claves Inmobiliarias de Latinoamérica

REVISTA INMOBILIARIA

Ahora, los desarrolladores apuestan a los departamentos grandes

27.05.2018

| Fuente:

Los motivos que impulsan a los empresarios de la vivienda a invertir en departamentos de más de tres ambientes. 

 

 

Las condiciones cambiaron en el mercado inmobiliario argentino. Algunas transformaciones se deben a la introducción del crédito hipotecario -aunque habrá que evaluar su evolución luego del salto del dólar - y otro tanto debido a un cambio de actitud de los desarrolladores.

 

Los préstamos bancarios impulsaron la figura del usuario final.

 

Generalmente es la familia que hace años que alquila, opuesta al inversor que busca obtener una renta con una apuesta de poco riesgo y capital acotado, como son las unidades de uno y dos ambientes.

 

Que las luces del escenario se dirigieran súbitamente a las familias, puso en evidencia el hecho de que son un segmento desatendido, con necesidades que el mercado desconocía o no intentaba satisfacer.

 

Desde la experiencia de Andrés Brody, de BrodyFriedman, la idea de construir departamentos de mucho metraje vino de la mano de la oportunidad de comprar hace tres años un terreno en Sucre 750, “una zona única que hace años que viene creciendo, muy demandada por el segmento alto, que no tenía oferta de unidades grandes de ultra lujo. Y de hecho no nos equivocamos, de 29 unidades ya se vendieron 25”.

 

El emprendimiento se financió con capital propio y de socios que aportaron exclusivamente para esta propuesta.

 

El proyecto corresponde al estudio MRA +A Arquitectos, quienes diseñaron un edificio sólo de departamentos de 3 y 4 dormitorios, que van desde los 280 a los 450 m2.

 

En este sentido, Brody menciona que no sólo son familias los que se interesan por este tipo de producto, también hay adultos mayores que prefieren la comodidad de un departamento pero de amplias dimensiones.

 

Pacheco Central es un desarrollo en esa localidad del GBA Norte en donde las unidades grandes juegan un rol fundamental. Álvaro Cayol, responsable del emprendimiento, cuenta: “Apuntamos a familias jóvenes que viven en la zona. Hay muchos barrios cerrados pero pocos departamentos o unidades de este tipo”.

 

El empresario asegura que “el valor del metro cuadrado en las unidades más chicas siempre es un poco más alto, además de que en una más grande hay un mayor costo por los baños y circulaciones. Pero las inmobiliarias nos pidieron este tipo de unidades porque percibían la demanda”.

 

Para Iván Chomer, de la desarrolladora que lleva su apellido, la comparación entre el costo de departamentos chicos y grandes es más subjetiva.

 

“En departamentos de más de 450 m2 lo que importa no es tanto el valor del metro cuadrado sino la negociación con el cliente, porque es un producto para menos del 1% de la población, es decir que el riesgo es más alto. Lo que importa es la superficie y no la cantidad de ambientes”.

 

Además, sostiene que “hay que analizar de qué tipos de metros cuadrados se está hablando. No es lo mismo si son descubiertos, en doble altura o en dúplex. En este caso, el valor se desvirtúa”. Brody coincide: “En las unidades grandes el precio es más relativo. En las zonas premium un producto de este tipo a a estrenar está arriba de los 4.500 o 5.000 US$/m2 mientras que uno chico no baja de los 3.000 US$/m2”.

 

Los amenities son distintos para los departamentos de más de 3 ambientes. Brody asegura que en Sucre incluyeron dos sums (uno para adultos y otro, más chico, para adolescentes) y un microcine. En Pacheco Central, en tanto, está previsto implementar una guardería, algo que ya hicieron en otro desarrollo en Martínez y que resultó un éxito. Para el próximo emprendimiento de Grupo Chomer en Vicente López - aún no lanzado- está prevista un área para chicos, entre otros espacios especiales.

Compartir
Compartir
Please reload

Destacado